Breve conclusión a la narración anterior

“Vivimos nuestras vidas basándonos en historias. Historias sobre ser irlandés o ser negro. Sobre trabajar duro o inyectarse heroína. Ser hombre o mujer. Y nos pasamos la vida buscando pruebas -datos y testimonios- que apoyen nuestras historias. Como escritor, uno reconoce esa parte de la naturaleza humana. Cada vez que uno crea un personaje, ve el mundo con los ojos de ese personaje y busca los detalles que hacen que esa realidad sea la única realidad verdadera”

[Chuck Palahniuk, Error Humano - Introducción- Realidad o ficción ]

…..

“Como más de un vividor, era ‘dulce’. Podía llorar como un niño (…) y sus ojos resplandecían de amor ante cualquier observación que excitara su capacidad para la metáfora”

[Norman Mailer - América - El rey de los lacayos]

…..

 

No quiero concluir una narración con otra, así que me esforzaré en ser sincero cuando apunté lo de “breve”. La Historia de dos cuadros enmarca con principio y final un período de mi vida. Lo que deseo que observéis es que no se trata sin más de una fabulación. En estos 2 meses en Bilbao he reflexionado mucho sobre mi trabajo. No tanto sobre lo que éste contiene sino sobre una determinada realidad cíclica a la que, de algún modo, obedece.

Volví de México con El viento en el espejo. Debo reconocer que, a pesar de confluir aquí (y de manera acertada) la mayor parte de mis intereses disgregados en trabajos anteriores, algo hay que me incomoda. Y es su carácter definitorio. Cuando veo El viento en el espejo leo una carta de despedida. Mi nombre y una curiosa identidad que por lo visto me representa, aparecen por todas partes. Soy “yo” repetido más de tres veces.

No penséis: mal asunto. Todo lo contrario. Más bien es un signo. Viajo. Me desplazo. Y el signo me dice: dobla en el primer cruce, cuando puedas, YA.

La Historia de dos cuadros es una forma poética de dar por acabado un ciclo. En estos dos meses he estado confeccionando dos listas, una bajo el título “Ma Libertè”. Otra bajo el de “Ma Solitude”. He ido colocando bajo uno u otro título cada trabajo. Así, por ejemplo, Mujeres que se pintan el bigote estaría en “Ma Liberté”. La triste imposibilidad de Cala y Niet estaría dentro del grupo “Ma Solitude”.

Paso página. Aún coletearán un par de trabajos del ciclo anterior, que, como las estrellas, emitieron una luz que todavía está por atravesar nuestra mirada. Lo importante es la libertad ganada. Siento un sutil cosquilleo.

[Supongo que algo parecido le ocurriría a VIJAGA cuando transitó a esa rúbrica desde el anterior Victor Jaenada o, en parte, también, a Joan Saló cuando se fue a Italia y retomó la pintura...]

No sé qué haré ahora… y eso me encanta.

- Lo único que tengo claro es que sigo viajando por un camino que va desde lo literal a lo literario-.

About these ads

One thought on “Breve conclusión a la narración anterior

  1. si es cierto toda nuestra vida pasa y concluye y no isimos cosas q en verdad nos llenaran simplemente nos quedamos cntados con brazos crusados y realizando cosas de muy poco inters solo la vemos transcurrir sin hacer cosas q t llenen vamos levantate de esa cilla suelta tus brasos y entregate x completo a ella demuestra q tiene cntido.. sabemos q trancurre en muy poco tiempo pero no importa el tiempo q dure lo important es lo q hagas y marcar tu huella en dond estes en dond t decnvuelvas vamos tu puedes att cinthya

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s