Lamento el parón

Lo único que diré es lo siguiente: como todo parón, ya se acaba. Ha sido una especie de huelga de una parte de mí respecto de la otra. Huelga, rebeldía y negación, acompañada de ciertas circunstancias técnicas (¡ay, la tecnología lo acompaña todo hoy en día, hasta a las abuelitas en su paseo por el parque!)

Prometo remendar esta quietud con hiperactividad enfermiza

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s