Poema

No me moveré de aquí,
mis párpados cerrados harán que llegue el otoño.

Seguiré viviendo
bajo las ojas doradas y tranquilas del castaño,
junto a las agitadas acacias,
al vaivén continuo del viento y de la lluvia,
y pondré gran cuidado para que la tristeza
no anide en las puertas y ventanas de mi casa.

Sé que sólo así podré llegar indemne
al tiempo de los almendros en flor.

[Poema de María Pinto Trujillo, del libro “EL VIENTO EN EL ESPEJO”]

Anuncios

2 thoughts on “Poema

  1. Pedro Pinto de la Rosa (padre), Carlos Pinto Grote(hijo), y sus nietos Carlos Eduardo y María Pinto Trujillo; tienen en la vena sangre de poetas y para muestra un botón en María, con el “poema”, vívido y sentido. Gracias por compartirla y congratulaiocnes por el blog.

  2. Un powema intimo y sincero, algo k duele desde adentro y k se disfrazan de poema, rafagas de letras k se acu,ulan en una flor. Felicidades x eso.

    Chinasklauzz.

    Fuera de todo eso, t pido k revizes la ortografia. Nuevos saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s