Párrafo de cinco minutos (14:12 – 14:17)

No escribo desde que tengo internet en propia casa. Me levanto bien temprano, me hago el inevitable café y paso largas sesiones mirando y remirando páginas. A veces creo que no sirve para nada. Otras le veo un sentido. De repente topo con un texto interesante. Y me deleito leyendo. Pero lo cierto es que un mundo aparentemente tan disponible aboca a la mudez.

El otro día pensé: qué curioso, desde que existen google y los buscadores en general, provocamos y buscamos extrañas relaciones lingüísticas, porque todo tiene una posibilidad de conexión. Así, escribimos al azar “perro” “libertad” y “folclore” y… voila!, una página sobre los emigrantes asturianos en América.

¡Qué cosas!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s